Colección

        La colección se compone de alrededor de 250 artículos, que en piezas con valor coleccionable propio se traduce en casi 500. El criterio principal es la selección antes que la cantidad, es decir, que muchas de las piezas expuestas sólo podrán admirarlas fuera de aquí en los más selectos museos nacionales o extranjeros. Incluso hay algún que otro ejemplar que no va a poder encontrarlo en ningún museo.

     Todos los mecanismos funcionan y la conservación general  va de buena a excelente, con presencia de la caja original en muchos casos. Todos los artículos son genuinos. No hay ningún tipo de reproducción actual ni imitaciones.

 La mayor parte es de origen español (con predominio del  juguete catalán y levantino), quedando una minoría de ejemplares históricos de origen alemán, francés, británico, portugués o italiano, en este orden según cantidad. Asimismo predomina, atendiendo a los materiales, la hojalata, tanto en versión pintada como impresa, que es lo que al cabo dio nombre a la asociación. No obstante, también hay buena presencia de madera, cartón, celuloide, porcelanas y pequeñas representaciones de latón, vidrio y del primer plástico sintético.

     Temporalmente, la colección abarca desde  la circa de 1865 hasta mitad  de los años setenta, y su propietario ha intentado que el viaje “trans vita” (remítase a LA ASOCIACIÓN) sea del más amplio espectro posible, es decir, que el conjunto trata de representar casi todos los campos de la juguetería, no sólo en cuanto a temática sino también en tipologías de mecanismos y técnicas decorativas, exceptuando por distintas razones algunos universos o plásticos recientes. Así, para su clasificación y exposición, las piezas quedan agrupadas de la siguiente guisa:

CLASIFICACIÓN

Modelos: Incluye todos aquellos juguetes que representan medios de locomoción, transportes o edificios, con o sin mecanismos.

Novedosos: Todo juguete que no es un modelo, dispuesto siempre con algún tipo de mecanismo o acción para hacerlo más atractivo o fantasioso.

Casitas: Representaciones de moradas, habitaciones, mobiliario o enseres de hogar, con la intención de imitar las tareas domésticas.

Muñecas y autómatas: Incluye todo tipo de recreaciones de la figura humana o animal, con o sin automatismos, fabricadas con materiales tradicionalmente usados para este fin, como porcelanas, madera, cartón-piedra, celuloide, tejidos, plásticos…

 Óptica y cine: Se trata de proyectores y material proyectable, así como aparatos relacionados con los efectos de precinematografía y entretenimientos audiovisuales.

 Latas y envases: Incluye las cajas destinadas a continente de otras piezas, con intención de colección o simplemente albergue. Aquí caben las huchas,  maletines, cestas, latas de caramelos…

 Miniaturas: Son los conocidos como penny toys entre los coleccionistas. Juguetes que no exceden generalmente de 10 cm. independientemente del material del que están hechos y tengan o no mecanismo.

 Juegos: Obedecen a tres intenciones fundamentales: destinados a varios jugadores, donde se pierde o se gana siguiendo unas reglas; destinados a la construcción o elevación de conjuntos a partir de piezas más pequeñas, y los destinados a un uso eminentemente didáctico.

 Calle y paseo: Generalmente de gran tamaño, exigen o invitan a salir de casa para ser usados o implican necesariamente algún ejercicio físico.